Forgive My Fins - Forgive My Fins_Book 1 - Tera Lynn Childs

1 2 T E R A L Y N N C H I L D S 3 ily Sanderson tiene un secreto, y no es que esté súper enamorada d - pdf za darmo

17 downloads 66964 Views 2MB Size

Recommend Stories


Campamento de Diosas - Oh. My. Gods_Book 2 - Tera Lynn Childs
1TERA LYNN CHILDS FORO ALISHEA DREAMS 2TERA LYNN CHILDS FORO ALISHEA DREAMS CAPITULO 1 Traducido por - pdf za darmo

Eye Candy - Tera Lynn Childs
Eye Candy Tera LynnChilds Contents Chapter1 Mylower left desk drawer holds a secret. Chapter2 "That's - pdf za darmo

Tendency to Forgive (PSPB, 2003)
See discussions, stats, and author profiles for this publication at: https://www.researchgate.net/publication/8516971 - pdf za darmo

brown vengenance narcissism tendency to forgive
Brief Report Vengeance is mine: Narcissism, vengeance, and the tendency to forgive Ryan P. Brown* Department - pdf za darmo

My Boss
My Boss BBW Romance Novel Review Reader Copy Not For Sale Jolie Day All rights reserved. No part of this book may be - pdf za darmo

My - David Nicholls
My - David Nicholls - pdf za darmo

Story Transcript


1

2

TERA LYNN CHILDS

3

L

ily Sanderson tiene un secreto, y no es que esté súper enamorada del apuesto Brody, quien hace que su corazón lata descontroladamente rápido. El amor no correspondido es ya lo suficientemente duro cuando eres una adolescente normal, pero cuando eres mitad humana, mitad sirena, como Lily, no existe tal cosa como el simple enamoramiento. La identidad como sirena de Lily es un secreto que no puede salir a flote – ella es una princesa Thalassina que ha estado viviendo en la tierra y asistiendo a la Secundaria Seaview, esperando encontrar a dónde ella verdaderamente pertenece. Seguro, la vida sobre la tierra tiene sus reveses, como su insoportable vecino motoquero, Quince, pero tiene una grandiosa ventaja: Brody. El problema es, las sirenas no son en realidad de salidas temporales – cuando ellas se ‗enlazan‘, es de por vida. Cuando el intento de Lily por obtener la atención amorosa de Brody conduce a un caso de confusión de identidad del tamaño de un tsunami, ella estará dentro para una marejada de drama en lo que se refiere a relaciones, y descubrirá, rápido como el batir de una aleta, que el ‗y vivieron felices para siempre‘ nunca parte tan suavemente como lo has planeado.

4 Traducido por Glad

L

ily Sanderson, de diecisiete años de edad, mitad sirena y mitad humana, ha estado viviendo en la tierra y asistiendo a una escuela secundaria donde el romance parece en progreso con un chico, pero le da miedo contarle sobre su verdadero destino como la gobernante del reino submarino de Thalassinia.

Traducido por Glad

E

5

l agua me tranquiliza. Es como el chocolate o el té caliente o el dulce de leche. Luego de un pésimo día, cierro la puerta del cuarto de baño, lleno la vieja tina de la Tía Raquel –con agua caliente y sales de baño, para luego sumergirme en un mundo donde todos mis problemas se desvanecen. Algunos días eso no es suficientemente. ―¿Le preguntaste?‖ Asegurando el teléfono contra mi hombro, cojo un puñado de burbujas y las soplo sobre mí estomago. Puedo optar por ignorar la pregunta, ¿cierto? Especialmente por que a nadie va a gustarle la respuesta. "Lily…" Shannen me insta. Cuando las burbujas golpean el agua y se disuelven en una película espumosa, suspiro. El punto de este baño era hacerme olvidar mi desastroso día _ incluyendo el tema de la pregunta de Shannen _ pero eso parece imposible. Si bien me siento ligeramente más suave que cuando me deslicé dentro hace veinte minutos, nada puede remover completamente ese recuerdo. Demasiadas sales de baño no pueden cambiar el pasado. "No," admito con un gruñido frustrado. "No le pregunté‖. "Pensé que nos habíamos puesto de acuerdo", ella dice, sonando exasperada. "Ibas a preguntarle en trigonometría cuando Kingsley intercambiaría tus apuntes". "Nos pusimos de acuerdo," admito, "pero…" "¿Pero qué, Lily?‖ Ella interrumpe. "Se te esta acabando el tiempo‖. "Ya lo se". Hombre, ya sabia eso. La arena en mi reloj de cuenta regresiva estaba reduciéndose rápidamente; la graduación estaba a la vuelta de la esquina. Recostando mi cabeza sobre el borde curvado de la bañera, dejo que mi pelo cuelgue hacia el suelo. Un largo desorden rubio que desafía todos los intentos de control. Puede ser que también tenga una esponja del mar en mi

cabeza, ya que ninguna cantidad de acondicionador o anti-frizz podía domar los efectos de la humedad Floridiana. "Pero Kingsley no hizo el trueque normal," le explico. "Él no hizo la entrega en el pasillo". Shannen gime, y puedo imaginarme la mirada de repugnancia en su cara. "Odio cuando él va a su taller de desarrollo profesional," ella dice. "Él siempre regresa y prueba algo nuevo que nunca funciona".

6

"Lo sé," estoy de acuerdo, engarzándome a ese tren divergente de pensamientos en la vana esperanza de que ella—y yo también—olvidemos nuestro tema original. No estoy por encima de las tácticas de evasión. Estoy completamente de acuerdo con lanzar a Kingsley debajo del bus para salvarme a mí misma de otra conferencia acerca de la incautación del día. "Fue un fracaso total". Me siento un poco más erguida, ganando confianza en mi distracción. "Los gemelos Danfield intercambiaron lugares, y la mayor parte de la clase termino calificando sus propios escritos. Kingsley nos felicitó por nuestras altas calificaciones". Altas calificaciones, que eran cosas raras para mí. Shannen estaba rumbo a la universidad a cargo del discurso de despedida e intentando echarme una mano, pero esta claro que no puedo aprender nada por ósmosis o asociación o cualquier cosa. ¿Podía ayudarme si todos los cursos estarían en mi lenguaje? Mi cerebro no era el adecuado para los estudios académicos. La única clase que estaba segura de aprobar era arte—y sólo porque a Mrs. Ferraro, yo le gustaba. Todo lo demás me es súper avanzado, como la física nuclear. Además, últimamente nuestro único enfoque ha estado en el próximo baile ‗Spring Fling‘ y no en la tarea de la siguiente semana. Con el baile a sólo unos días (como en tres), que parece mucho más urgente que un ensayo de inglés sobre la Granja Animal. Esta noche, sin embargo, prefiero hablar de la tarea. O los cosméticos. O enjambres de medusas asesinas. Cualquier cosa aparte de lo que ella esta preguntándome. Analizo el plan…otra vez. Lo último que necesito ahora mismo es a Shannen diciéndome una vez más eso "Eres una cobarde, Lily Sanderson".

…Soy cobarde. Hija de un pez espada. Le doy a mi aleta caudal un golpecito, enviando las sales de baño salpicando a lo largo de mis hombros. Ésa es la misma afirmación que he oído cada semana por los pasados tres años. Pensaras que ya estoy cansada

de oír eso, que eso aleja mi coraje, y que debo de terminar con eso de una vez por todas. Pero el problema es que…ella tiene razón. Soy una cobarde. Especialmente cuando a Brody Bennett se refiere. Nosotras las sirenas somos un grupo de cobardes. Manteniendo nuestra existencia en secreto total, eso hace de la cobardía una necesidad. Si no huimos lo suficientemente rápido ante la primera señal de un barco que esta pasando, podríamos terminar en la cubierta de algún libro la semana entrante. Somos de aquellos que prefieren un ‗escapa-ahora-preguntadespués‘ entre todas las especies.

7

Pero con Brody es como si hubiera tomado un vuelo con un nuevo destino y un nuevo nivel enteramente de cobardía. Puedo hacer todos los planes en el mundo, puedo plenamente estar lista para seguir hacia adelante, pero después el sale a la vista, y eso hace que cierre completamente la boca. Tengo suerte si puedo respirar, pero no puedo decirle lo que siento. Las hormonas son crueles. No obstante, el constante recuerdo de su cobardía puede conducir a una chica hacia el borde. Por un segundo—medio segundo, en serio—considero en mi interior si debo o no expresar impulsivamente lo único que me permitirá una vivencia permanentemente. Pero he oído las historias. Yo sé lo qué pasa cuando un humano se entera de que una sirena es una sirena. Amaba a Shannen como a una hermana, pero no podía correr ese riesgo. No puedo poner a mi familia, ni a mi misma, ni a mi reino entero en peligro en aras de evitar una conversación desagradable. No importaba las ganas que tenia de confesar la verdad, mi deber estaba antes que nuestra amistad. Shannen lo entendería. Entonces, en vez de expresar impulsivamente mi pequeño y sucio secreto — en realidad, no tan sucio por el momento, ya que mis aletas actualmente son relucientemente verdes y doradas debido a la sal—recurro a la verdad patética. "Lo intenté, Shan". Mi cabeza cae hacia atrás en contra de la bañera de porcelana – haciendo un merecido ruido sordo. "De verdad lo hice. Esta vez estuve súper, súper cerca. Respire profundamente, y luego dije su nombre, y…y…" ―¿Y Qué?‖

"Quince Fletcher lanzó un montón de papeles frente a mi". Eso había bastado para llevarse la ultima gota de mi autocontrol—poco después la campana de salida resonó, evitando que saltará de mi asiento, me disculpe con Brody mientras saltaba sobre él, y golpee con los puños a Quince, queriendo convertirle en ensalada de alga marina. Los sirénidos son personas tranquilas, pero ese chico me hacia desear ser libre del reinado y del tridente de mi padre por cinco minutos. Algunas veces fantaseaba con maneras bastante creativas de golpearle. "Ese perro", dice Shannen. "Yo creo que su misión auto-nombrada es hacer de tu vida miserable".

8

"Lo sé, ¿ok?‖ Froto distraídamente mis escamas. ―¿Por qué me molesta? Digo, es como si sus dos pasatiempos favoritos son su motocicleta y atormentarme". El asunto es que, aun no sé por qué él se ha dedicado a molestarme constantemente. No es como si yo le hubiera hecho algo, aparte de mudarme a la casa contigua. Al principio éramos casi amigos—hasta que él comenzó a tratarme como el enemigo. Los chicos no eran tan complicados en el océano. "Él necesita" un beep interrumpe la respuesta de Shannen "diversificar". ―Espera‖. Me muevo a una nueva posición semi-sentada. ―Hay otra llamada". Tía Raquel ya se había cansado de mis baños de agua caliente que freían los circuitos telefónicos del piso de arriba hace unos tres teléfonos. El último reemplazo aun no tenía un identificador de llamadas, y ella me ha jurado que este es el último teléfono. Si arruinaba este, ya no había más teléfonos en la bañera. Así que debo de tener mucho cuidado para no hacer caer este, le sujeto lo más que puedo y presiono el botón. ―¿Aló?‖ "Deberías de revisar las cortinas antes de tomar un baño, princesa," una voz profunda, y burlona dice. "¿Qué?" yo medio grito, mientras trato de ocultarme tras la bañera. La toalla más próxima está doblada pulcramente sobre el inodoro—y hay otra en el otro extremo de la habitación. Con una poderosa aleteada me saco a mi misma de lado, cayendo sobre el frío piso de ladrillos, y voy directamente hacia la toalla. Estoy apenas girando sobre mis aletas cuando oigo un estallido de risa viniendo desde el aparato receptor. Frunciendo el ceño, le levanto del piso. "Princesa," él aúlla, aun riéndose. "...

Life Enjoy

When life gives you a hundred reasons to cry, show life that you have a thousand reasons to smile

Get in touch

Social

© Copyright 2016 - 2019 AZPDF.PL - All rights reserved.